La iniciativa, con subvenciones de hasta el 80%, se dirige a empresas de entre 10 y 49 trabajadores.

Si eres autónomo o una pyme con sede social en Galicia, tienes una plantilla de entre 10 y 49 personas y todavía no tienes plan de igualdad en tu empresa, pero quieres implantarlo, esta noticia puede interesarte. La Xunta acaba de convocar ayudas por importe de 1,4 millones de euros dirigidas a animar a este colectivo a que elabore planes de igualdad y de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). La iniciativa es interesante no sólo por el ahorro que puede suponer para las empresas, sino también porque a las que liciten, opten a concursos públicos o pidan subvenciones les suma puntos.

¿Qué es un plan de igualdad?

Es el conjunto ordenado de medidas que implanta una empresa con un propósito: alcanzar la igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres y a acabar en el trabajo con la discriminación por razón de sexo. 

¿Es obligatorio tenerlo en empresas de menos de 50 trabajadores?

No. Por el momento, la normativa vigente sólo establece la obligatoriedad de contar con planes de igualdad a empresas de más de 50 trabajadores. Pero hay dos excepciones. Las pequeñas empresas también están obligadas cuando: 

  • Así lo determina el convenio colectivo.
  • Lo impone una autoridad laboral mediante un procedimiento sancionador.

No obstante, al margen de la obligatoriedad, disponer de un plan de igualdad en entornos laborales reducidos es muy recomendable y refuerza la imagen de marca de la empresa, de ahí que cada vez más pymes decidan implantarlo de forma voluntaria.  Además, la ley sí establece, con independencia del tamaño de la plantilla, la necesidad de elaborar políticas internas en favor de la igualdad laboral efectiva.

¿Qué beneficios tiene para la empresa tener un plan de igualdad?

Un plan de igualdad no solo es ético y justo, sino que también puede tener impactos positivos significativos en el desempeño y la reputación de una empresa, así como ventajas a la hora de participar en licitaciones públicas y solicitar subvenciones.

En el plano estrictamente laboral, la implantación de un plan de igualdad mejora el clima laboral, reduce la discriminación, atrae y retiene talento, fomenta la diversidad, mejora la toma de decisiones, reduce conflictos laborales e incrementa la productividad.

¿Cómo son las ayudas que ha lanzado la Xunta?

Existen tres tipos o líneas de ayudas:

Línea I. Elaboración e implantación de planes de igualdad:

Cubre lo siguiente:

  • Hasta el 80% de los costes que compute el proceso de diagnóstico previo de la empresa con un máximo de 3.000 euros en las empresas de hasta 20 personas y de 5.000 en los demás supuestos.
  • Hasta el 80 % de los costes derivados de la elaboración del plan de igualdad con un máximo de 1.500 € para empresas de hasta 20 personas y de hasta 3.000 € para los demás casos.
  • Hasta el 80 % de los costes derivados de la implantación de las medidas prioritarias previstas en la primera fase del plan de igualdad con un coste máximo de 1.000 euros en las empresas de hasta 20 personas trabajadoras y de hasta 2.000 euros en los demás supuestos.
  • Una cuantía de 12.000 € por la contratación como mínimo de un año de una persona experta en igualdad. 

Línea II: Conciliación

  • Incentivos para fomentar el teletrabajo: las axudas consistirán en 2.000 euros por persona bien por la adaptación del contrato que tenga la empresa o bien por la realización de un nuevo contrato para un nuevo trabajador con límite máximo de 8.000 euros, que se incrementará en otros 1.000 euros para empresas cuya tasa de ocupación femenina sea al menos igual a la masculina.
  • Incentivos para el fomento de la flexibilidad horaria: las ayudas consistirán en 8.000 euros por empresa solicitante. El límite máximo se incrementará en 1.000 euros para aquellas empresas donde la tasa  de ocupación femenina sea al menos igual a la masculina.
  • Subvenciones para adquirir tecnología que haga posible el teletrabajo: ayudas de hasta el 80 % de la inversión con un tope de 1.500 euros por persona trabajadora beneficiada y con un límite máximo de 20.000 euros por empresa. La subvención se incrementará en un 10 % para aquellas empresas en la que la tasa de ocupación femenina sea, al menos, igual a la masculina.

Línea III: certificaciones de RSE

La Xunta de Galicia subvencionará la obtención de una certificación o informe de verificación o validación de códigos de conducta, normas o estándares en materia de Responsabilidad Social Empresarial (RSC).

Cuantía: pago de hasta el 80 % de la totalidad de los costes de la certificación obtenida en cuestión hasta un máximo de 2.000 € por empresa. El porcentaje subvencionable de los costes de la consultoría no podrá exceder el 30% de la ayuda en cuestión.

¿Qué requisitos hay que cumplir?

Pymes o autónomos que tengan suscritos contratos con personas trabajadoras por cuenta ajena con domicilio social y centro de trabajo en Galicia, cualquiera que sea su forma jurídica y que estén válidamente constituidas a la hora de presentar la solicitud. Para las líneas II y III también pueden optar empresas con centros de trabajo en Galicia.

En el caso de la línea I (planes de igualdad) las empresas tendrán que tener plantillas de entre 10 y 49 personas.

Para todas las líneas de ayuda es necesario una tasa de estabilidad de al menos el 50% desde el 1 de enero de 2024 y durante todo el período de ejecución de las ayudas. 

¿Hasta cuándo se pueden presentar solicitudes?

El plazo de presentación de solicitudes será de un mes contando desde el día siguiente al de la publicación de la orden en el Diario Oficial de Galicia (DOG), es decir, el 7 de marzo.

Tienes toda la información sobre las subvenciones aquí

Dejar una Respuesta